ARS La caries de la primer infancia se puede prevenir - Simple y Real

La caries de la primer infancia se puede prevenir


¿Sabías que comparte factores de riesgo con otras enfermedades asociadas al consumo excesivo de azúcar como las cardiovasculares, diabetes y obesidad?

*Por la Od. María Trinidad Vázquez

Se le llama caries de la edad temprana o caries de la primera infancia (ECC siglas del inglés Early Childhood Caries) y también es conocida como caries del biberón o síndrome del biberón.

Por definición llamamos a este tipo de caries a toda superficie cariada (cavitada o no cavitada), perdida u obturada (debido a caries), en cualquier diente primario de un niño menor de 6 años.

Actualmente afecta a más de 600 millones de niños en el mundo, y permanece mayormente no tratada. Esta enfermedad tiene un gran impacto en la calidad de vida de los niños y sus familias.

La buena noticia es que la caries de primera infancia es prevenible.

Esta caries, como otras formas de caries, es considerada una enfermedad dinámica, mediada por la biopelícula (bacterias) impulsada por azúcares, multifactorial, que resulta en un desbalance en la desmineralización y remineralización de los tejidos duros dentales.

¿Por qué se produce esta carie?

La caries comparte factores de riesgo con otras enfermedades no transmisibles (ENT) asociadas con consumo excesivo de azúcar, como enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad. El exceso en la ingesta de azúcares lleva a una producción prolongada de ácidos de parte de bacterias que se adhieren a los dientes y a un cambio en la composición de la microbiota oral y el pH de la biopelícula. Si esto se mantiene, las estructuras dentarias se desmineralizan.

La aparición de este tipo de caries en edades tan tempranas puede estar asociada al estado nutricional de la madre durante el embarazo. La falta de vitamina D y K se relacionaron con el aumento de la incidencia de caries.

¿Qué se necesita para prevenir la carie?

Para la formación y desarrollo dental son necesarios el calcio, proteínas, especialmente albúmina y vitamina D. Ésta tiene un papel crítico en el esmalte, la dentina y la formación ósea oral, ya que los ameloblastos y los odontoblastos (células foramdoras de dientes) son células con una necesidad diaria de 1,25-dihidroxivitamina D, forma activa de vitamina D.

Hay dos fuentes principales de obtención de vitamina D: síntesis endógena y logro exógeno de la dieta y la suplementación.

La deficiencia de vitamina D durante los períodos de formación dental también puede dar lugar a defectos del desarrollo incluyendo hipoplasia de esmalte (manchas o defectos en la superficie del diente).

¿Qué papel cumplen las bacterias en la boca?

Las bacterias son partes necesarias para la formación de caries y la cavidad oral humana contiene una serie de hábitats diferentes. La colonización de bacterias en la boca del bebe o niño se realiza por transmisión vertical y horizontal por esto es fundamental que la mamá, papá, cuidadores, hermanos estén libre de caries.

Las bacterias por sí solas no produce enfermedades, pero la exposición a azúcares es un factor determinante, así como la capacidad de un individuo para superar los desafíos ecológicos.

El consumo de azúcares libres (es decir, azúcares añadidos a alimentos y bebidas y a azúcares presentes naturalmente en la miel, los jarabes, jarabe de maíz de alta fructosa, los jugos de las frutas y los concentrados de jugo de fruta) permiten el desarrollo de la caries.

Hay evidencia por estudios de cohortes de que la edad a la que se introduce el azúcar en la dieta del niño y la frecuencia de su consumo son las causales de la aparición de la caries. En cuanto a la introducción del azúcar, los patrones dietéticos en la infancia se caracterizan por un mayor número de alimentos y bebidas altamente edulcorados ofrecidos en el primer año de vida, esto se asocia con una mayor incidencia de caries en los años siguientes. La evidencia indica también que el biberón, especialmente si es frecuente y/o nocturnos, están asociados con aparición de caries.

Desde Simple&Real te compartimos algunas recomendaciones para prevenir la caries en edad temprana:

  1. Limitar el consumo de azúcar en alimentos y bebidas y evitar los azúcares libres en niños menores de 2 años.
  2. Promover la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y luego complementaria a la alimentación real hasta los 2 años.
  3. Realizar el cepillado dental dos veces al día (en niños menores de 6 años el cepillado lo realiza el adulto cuidador).

*Odontopediatra MP.7360. Equipo de Simple&Real.