ARS Llega el invierno, llega la gripe... ¿o es alergia? - Simple y Real

Llega el invierno, llega la gripe… ¿o es alergia?


Hoy comienza el invierno, y el frío se intensifica. Estornudos, agua nasal, tos, cefalea… ¿Cómo reconocer y tratar la alergia?

Si al intestino llega azúcar, tu célula de defensa genera una respuesta inflamatoria. En cambio si llega grasa, genera una respuesta anti-inflamatoria.

Además, en esta época de invierno, el frío se intensifica, y también se intensifican los estornudos, la rinorrea (agua nasal), la tos, cefaleas… síntomas que nos hacen confundir las alergias con gripe.

Y tu sistema inmune se activa para bien o para mal, desde el intestino también.

Llega el alérgeno, se identifica como extraño. Una célula, la presentadora de antígeno, la muestra a nuestro sistema inmune para defendernos con inmunoglobulinas y otras sustancias que generan una respuesta sistémica y más duradera.

La alergia se manifiesta como una reacción de tu organismo, se trata de un rechazo a algo extraño. Puede ser desde la piel, con ronchas, urticaria; desde sistema respiratorio con rinitis, asma; desde el sistema digestivo con diarrea, hinchazón, celiaquía; desde el sistema nervioso con cefalea, nerviosismo, insomnio, déficit de concentración, entre otros.

Pero ¿qué origina la alergia?

Es nuestro sistema inmune que nos avisa, que no alerta, Nos dice: “Ojo, eso que estás consumiendo, respirando o colocando en tu piel, es extraño, es potencialmente dañino”.

¿Y qué solemos hacer ante esta reacción?

Hacemos caso omiso, nos auto-medicamos tratando los síntomas con antialérgicos, broncodilatadores, cremas, antiespasmódicos intestinales, digestivos. Seguimos con nuestros malos hábitos, hasta que aparece la manifestación que ya no podemos evitar: la enfermedad.

¿Qué deberíamos hacer entonces?

Simplemente podemos detener esto antes. ¿Cómo? Escuchando a nuestro cuerpo, que es sabio. A nuestra mente, que nos alerta y así, salirnos del sistema, del círculo vicioso, del no parar.

Desde Simple&Real te ayudamos a hacer ese ¡ALTO! Y te acompañamos en el proceso de aprender a escucharte para sanar y vivir plenamente.