Llega fin de año y nuestro consumo desmedido se acrecienta…


¿Nos estamos premiando con algo material? Regalar momentos se convierte en una mejor opción. Los buenos recuerdos nos dan optimismo y esperanza.

El consumo de productos, servicios y bienes es un hecho habitual. Pero nuestra sociedad está envuelta, más que en el consumo, en el “consumismo” o sobreconsumo que nos empuja a adquirir más y más cosas. Esta tendencia, de la que depende en gran medida el actual sistema económico, tiene graves consecuencias para nuestra salud y para nuestro planeta.

En ocasiones somos parte de la problemática ocasionada por el consumismo, porque carecemos de la información necesaria para ser capaces de sopesar los impactos que nuestro consumo tiene en el medioambiente. Plásticos, consumo de alimentos, la ropa que vestimos, el uso de la tecnología o la forma en la que nos desplazamos.

El resultado está a la vista. En la Unión Europea casi la mitad de los plásticos que se producen son envases, en su mayoría de un solo uso: bolsas, botellas, envoltorios, vasos, de los cuales solo se recicla una cuarta parte.

También tienen graves efectos sobre nosotros y el planeta las prácticas de la industria tecnológica que, con su obsolescencia programadapromueve la sustitución frente a la reparación.

El impacto de la ropa con la que nos vestimos a diario es cada vez mayor en la salud del planeta. Cada año se fabrican 100 mil millones de prendas de ropa. En promedio, cada persona compra un 60% más de artículos de vestir que hace 15 años y los conserva la mitad de tiempo. La moda rápida o “fast fashion” ha convertido la ropa en objetos de usar y tirar, generando un grave problema de uso de materias primas y de generación de residuos.

Desde Simple&Real queremos ayudarte a mejorar este aspecto oscuro de la población mundial.

Entonces, ¿qué regalar en estas fiestas?

Evitá el consumismo en presentes como ropa, tecnología, accesorios, juguetes u otros detalles innecesarios en estas fiestas.

Como siempre tené presente que la sensación de bienestar –por liberación de dopamina- asociada a elementos materiales es fugaz, mientras que los momentos, olores, sabores, voces, risas, abrazos, sensaciones y emociones traen y dejan grabado en nuestra historia biográfica la verdadera felicidad y buenos recuerdos que nos llevan a ver la vida con optimismo y esperanza.

Seamos adultos responsables para darle a nuestros niños el buen ejemplo de que todo esto es posible. Si lo aplicamos nosotros, ellos copian.

Te invitamos a conocer nuestros programas de cambio de hábitos, que abarca no solo alimentación, actividad física, manejo del estrés sino también tratar de generar cambios que nos lleven día a día ser mejores personas, en grupo es más fácil. Por nuestra salud y la del planeta.