Mi metabolismo es malo, por eso engordo


¿Esto es mito o realidad? Te contamos cuales son los hábitos que ayudarán a que tengas un metabolismo estable.

Cuántas veces habremos escuchado decir la típica frase “es que yo no engordo porque tengo un metabolismo muy bueno, o viceversa”. Muchas personas utilizan este término sin comprender bien qué es o de qué se trata. Para que puedas despejar tus dudas, acá vamos a hablarte de metabolismo, qué es verdaderamente, cómo funciona y cuáles son los factores que influyen en el mismo.

¿Qué es el metabolismo?


El metabolismo es el proceso por el cual tu cuerpo convierte lo que comés y bebés en energía. Incluso cuando estás en reposo, el cuerpo necesita energía para las funciones como la respiración, la circulación de la sangre y la reparación de células. La energía que usa el cuerpo para estas funciones básicas se denomina metabolismo basal.

¿El metabolismo es genético?

Al pensar que es genético, creemos que no puede cambiarse. Tus genes influyen, por supuesto, pero no afectan tanto como los hábitos y el estilo de vida. El ejercicio que hacés y lo que comés son factores fundamentales. Entonces no es genético, pero sí epigenético.

¿El estrés engorda?

En realidad… ¡sí! Porque al estar estresados, nuestras hormonas nos juegan una mala pasada; el cortisol genera resistencia a la insulina, cambia nuestra microbiota y nos lleva a tomar malas decisiones con respecto a qué y cuándo comer. Al mismo tiempo este cortisol elevado, se encadena a una hipo función de hormonas tiroideas y el gasto energético cae. Resultado: mal uso de combustible de mala calidad; combustión contaminante: inflamación crónica; sinónimos de la enfermedad que elijas: Diabetes, Hipertensión, Obesidad, Tiroiditis de Hashimoto, Celiaquía, Artritis, Cáncer, Intestino irritable, Fibromilagia; y la lista sigue.
Esa larga lista de enfermedades resultan ser un combo, un paquete de cronicidad; enfermedad crónica, eternas visitas al médico, estudios médicos y obviamente medicación de por vida.

Y la enfermedad o síndrome metabólico ¿Existe?

Otra vez la respuesta es; ¡Pues si! ¿Sino cómo mantener la rueda? Entonces llegás al médico luego de años de mala alimentación y sedentarismo, por tu ritmo de vida emocional tóxico, con obesidad y diabetes, y ahí justo es el punto de partida para mantenerte medicado -sin cura- hasta que la muerte nos junte. Por supuesto que, en el camino, sufrirás no solo los efectos adversos de uno, dos o hasta cinco fármacos diferentes, sino también el continuar con diabetes, obesidad, y los bonus tracks que van dejando; cataratas, fallo renal, neuropatía periférica y/o intestinal, deterioro cognitivo-demencia- accidente cerebro vascular, infarto cardíaco, etcétera.

Lo cierto es que el metabolismo es uno de esos conceptos que tienen mala fama, y a esta altura del partido ya no podemos seguir echándole la culpa de todos nuestros males.
En nuestros programas de Simple & Real te ofrecemos todo lo que necesitas para conocer tu cuerpo, generar hábitos saludables y te brindamos las herramientas para que puedas encontrar el equilibrio físico, mental y emocional.

Siempre dependiendo de la cantidad de años que traigas con este mal estilo de vida, podrás revertir (curar) o mejorar tu enfermedad metabólica. Pero solo dependiendo de vos, no de los años, ni del entorno, ni tampoco de los demás, siempre cambiando tu estilo de vida, vas a mejorar tu calidad de vida, hasta el final de esta vida. Vivimos un día a día de desinformación, y para poder tomar las mejores decisiones (las que para vos son buenas) necesitamos bienestar físico, lucidez mental, sacarnos esa nube que nos quita o distrae de nuestro objetivo.

En Simple & Real te brindamos eso, las herramientas para llegar a la llave que estás buscando.