EUR Nuestro intestino, la Gran Muralla - Simple y Real

Nuestro intestino, la Gran Muralla


Como dijo Hipócrates todas las enfermedades comienzan en el intestino. Conocé cómo el caldo de huesos puede ayudarte.

“La Gran Muralla” es muy buena película. Pero ¿vos conocés cuál es nuestra gran muralla? ¡Nuestro intestino!

“Todas las enfermedades comienzan en el intestino” (Hipócrates), frase ya conocida, pero ¿conocemos su significado? Probablemente no le estemos concediendo la importancia suficiente a mantener sano nuestro intestino.

El sistema inmunológico es la defensa natural contra gérmenes, sustancias tóxicas, artificiales, organismos genéticos modificados. La gran muralla está en la mucosa, que es la membrana interna de todo nuestro intestino, para identificar y responder ante cualquier factor invasor, a través de la inflamación y la generación de anticuerpos.

Con el paso del tiempo la pared intestinal se daña, se transforma en intestino permeable o poroso y comienzan a ingresar al torrente sanguíneo sustancias que no deberían, como proteínas extrañas, genes, partículas artificiales y de microorganismo, generando alteración en el sistema inmune y anticuerpo de defensa. Lo más peligroso es que se general anticuerpos de auto-ataque, traición de nuestro propia defensa. Pero puede ocurrir.

Por eso que mejor mantener sana nuestra primera línea de defensa, mantener indemne nuestra pared intestinal.

¿En qué puede ayudarte el caldo de huesos?

Además de sacar los agentes tóxicos, es clave, reparar y restablecer tu flora intestinal normal. Una de las formas es incorporar el caldo de huesos.

El caldo de huesos se obtiene de la cocción lenta de huesos largos, con cartílago, tendones y médula.

¿Cuáles son los beneficios de incorporarlo?

  • Es rico en minerales (calcio, magnesio, potasio, fósforo), colágeno y cartílago que aporta glucosamina, condrointinsulfato, prolina, glicina, glutamina.
  • Es de fácil digestión.
  • Sirve como antinflamatorio, analgésico, promueve el sistema inmune, la salud de todo tu tejido conectivo: piel, uñas, cabello, huesos y cartílago.

Por ello desde Simple&Real te invitamos a probarlo e incorporarlo a tu alimentación semanal. Y te compartimos una receta fácil y sabrosa.

Receta de Caldo de Huesos*:

Ingredientes:
-1.5 kg de huesos
-1 cebolla
-1 zanahoria
-Jengibre (opcional)
-Una rama de apio (opcional)

Procedimiento:
1-En la olla (la más grande posible) ponemos todos los ingredientes y los cubrimos con agua hasta que los tape.

2-Lo llevamos al fuego mínimo. Cuando empieza a hervir, controlar entre 8 y diez horas (sin tapar a fuego mínimo).
3-Retirar del fuego. Listo para servir.

*Fotos: gentileza de @luzcocinaok

En síntesis, nuestra Gran Muralla es la pared intestinal liderada por La orden Sin Nombre (integridad intestinal) para defendernos de esa horda de monstruos (gérmenes, alimentos genéticamente modificados, aditivos, procesados).

Cuidémosla, que permanezca sana y cumpla su función está en nuestras manos.