Activate a primera hora y mejorá tu humor y concentración para todo el día


Amanecer temprano y hacer una breve rutina, ayudará a que inicies tu día con energía y buen ánimo, entre otros importantes beneficios.

Entrenar por la mañana, incluso antes de desayunar, tiene innumerables beneficios.

Hacer ejercicio en la mañana y mover el cuerpo ayuda a que te sientas más alerta y con energía a lo largo del día.

El ejercicio hace que la sangre fluya, te obliga a concentrarte y además libera todo tipo de químicos y hormonas que te ayudan a estar de mejor humor por la mañana.

También aumenta tus niveles de actividad a lo largo del día, además de que el ejercicio regular mantiene tus niveles altos y evita que tengas esos picos en los que te sentís agotado y sin batería.

El ejercicio te ayuda a pensar con mayor claridad y a estar más concentrado, esto se debe a que aumenta el flujo sanguíneo que va directo al cerebro. También funciona si entrenás por la tarde, pero es un beneficio especialmente importante cuando estás por comenzar el día y tenés muchos pendientes por resolver.

Nadie quiere empezar el día estresado. El ejercicio ayuda a liberar el estrés debido a que la actividad física y la activación del ritmo cardíaco ayuda a liberar una serie de químicos que mejoran el estado de ánimo, lo que significa que comenzarás el día más tranquilo y con una mejor actitud.

Si aún no tenés una rutina para tus mañanas, independientemente de que hagas otra actividad física en el día, te proponemos el siguiente desafío.

Activate con un mínimos de ejercicios, y vos mismo planteá tus metas.

Listá estos tres ejercicios en una hoja:

  1. Flexiones de brazos
  2. Abdominales completos
  3. Sentadillas

Luego definí un número mínimo de repeticiones para comenzar. Por ej, hacer 10 de cada uno cada mañana. A la semana, incrementá tu meta.Anotá siempre el resultado logrado cada día.

Contanos, cómo lo ves? Nada es imposible!