El ayuno intermitente aporta beneficios, ¿los conocés?


Si bien el ayuno intermitente se puso de moda hace relativamente poco, es un hábito milenario. Conocé de qué se trata en esta nota.

Nuestro organismo está preparado para actuar de determinada manera cuando comemos y actuar de otra manera cuando descansamos de la comida, y esos mecanismos tienen que estar en equilibrio. El problema, es que hará aproximadamente 40 años venimos utilizando un solo sistema, que es el de comer todos los días, varias veces al día y fisiológicamente no estamos preparados para eso.
En la década del 70, las madres y abuelas hacían respetar el horario de las comidas, y solo hasta tres por día. Se desayunaba a las 8, se almorzaba a las 12 y se cenaba a las 6. Es decir comíamos en un espacio de 10 horas aproximadamente, y ellas eran las que te decían “no comás ahora, que arruinás tu apetito para la comida”, es decir se evitaban las colaciones.

Pero en la actualidad el ayuno parece estar prohibido, no es negocio vender comida si la gente no quiere comer.
La hormona encargada de almacenar es la insulina. Guarda en forma de glucógeno en nuestro hígado y en nuestros músculos, claramente tenemos un límite de almacenamiento; y cuando ese límite se llena, el cuerpo lo transforma en triglicéridos y los manda a la grasa visceral, ahí es cuando empezamos a inflamarnos, a aumentar de peso y a enfermarnos.


Cuando comemos la insulina sube: acúmulo de azúcar y producción de grasa, y sucede lo inverso cuando ayunamos.

¿Entonces, es realmente necesario realizar cinco comidas al día?

Hay que desayunar siempre”, “hay que hacer colaciones”, “no te saltees comidas” son algunas de las frases que escuchamos en todos los medios repetidas veces, y van quedando en nuestro subconsciente.
Ya es hora de que empecemos a desterrar la falsa creencia de que hay que comer sí o sí cinco veces a lo largo del día. Es hora de que recuperemos el conocimiento del funcionamiento digestivo y hormonal del ser humano. Para que entendamos que comer tan frecuentemente es perjudicial.

¿Qué significa ayunar?

El ayuno es la abstención de ingerir alimentos, por un período de horas determinadas, 12 horas o más.

¿Qué es el ayuno intermitente?

En este caso, tratamos de sumar 16-18 horas sin ingesta, va más allá de no comer; se buscan otros beneficios para recuperar o mantener la salud. Es intentar ser conscientes de cómo funciona nuestro cuerpo, volver a restablecer la función de nuestro metabolismo, de nuestras hormonas, como genéticamente estamos preparados para que funcionen.

Si hablamos de ayuno, siempre son más de 12 horas, porque ya la insulina bajó, entonces empezamos a utilizar las reservas de glucógeno (sobre todo a nivel hepático), y cuando se empiezan a desabastecer esas reservas, ahí es cuando nuestro cuerpo empieza a utilizar todo lo que guardamos.

¿Cómo romper el ayuno?

La mejor manera de salirse de un ayuno es con comida real, que no te eleve la insulina, para no bloquear todo ese mecanismo que empezaste a utilizar. Siempre elegir nutrientes, sobre todo verduras verdes, grasas saludables y cualquier tipo de infusión que no tenga ningún agregado. Ojo, para esto siempre es muy importante leer las etiquetas. Y siempre recordar que nuestro cuerpo está preparado para comer de día, darle su tiempo para acostumbrarse a esta nueva rutina y no compararse.

¿Cuáles son los beneficios de esta práctica?

La realidad es que los beneficios son muchos:
• Mejora la regulación de glucosa y sensibilidad de insulina, la tensión arterial y la frecuencia cardíaca.
• Reduce el riesgo de padecer accidente cerebrovascular, infarto cardíaco, diabetes, Alzheimer, Obesidad, hígado graso, síndrome de ovario poliquístico, gota, aterosclerosis, enfermedad de reflujo gastro-esofágico, apneas del sueño y cáncer.
• Además, aumenta la eficacia del entrenamiento de resistencia.
• Influye directamente en la mejora de la microbiota intestinal, porque al dejar en reposo al tubo digestivo permite el equilibrio de sus micro-organismos, fundamental para incrementar las defensas y la respuesta inmunitaria del cuerpo ante procesos víricos e infecciosos.

Después de dejarte toda esta información en tus manos, lo que nosotros te planteamos desde el equipo de Simple & Real es ir de a poco, pero ser constantes.
Aprender a ser conscientes de cómo funciona nuestro cuerpo, como funcionan nuestras hormonas y vivir de acuerdo a eso, al horario y al ritmo de las mismas.
Te vamos a acompañar para hacer un reset, y volver al verdadero ritmo circadiano de comer-no comer, despertar-dormir, descansar-moverte, entre otros.

Si querés saber más, súmate a nuestros programas y aprendé a cambiar tus hábitos, generar una mejor calidad de vida y mantenerla en el tiempo.