ARS La chía, la semilla del momento que se popularizó a principios de Siglo XX - Simple y Real

La chía, la semilla del momento que se popularizó a principios de Siglo XX


Se comporta como antinflamatoria, antioxidante, laxante, digestiva, depurativa, vitamínica y remineralizante.

La chía se revela como un gran recurso para mejorar el metabolismo y para prevenir las infecciones.

Las semillas de chía nacen de la floreciente planta de chía, originaria de México y Guatemala. Son muy parecidas a las semillas de sésamo.

La planta de chía fue cultivada por los Aztecas, los Mayas, los Incas y otras tribus por miles de años. Fue uno de los alimentos básicos en estas culturas y una de las mayores fuentes de nutrientes para los nativos americanos. Su uso se disipó junto con la desaparición de estas tribus en América.

Sin embargo, a principios del Siglo XX revivió su popularidad y cada vez más personas conocen y aprovechan sus beneficios.

Entre los principales beneficios de la chía podemos mencionar que:


:: Son ricas en antioxidantes. Las semillas de Chía son un alimento de grano entero y se cultivan de manera orgánica, no son transgénicas y no contienen gluten. Tienen una gran carga de antioxidantes, son 3 veces más antioxidantes que los arándanos. Los antioxidantes ayudan a retrasar el envejecimiento prematuro y reducir las probabilidades de aparición de un grupo de enfermedades.

:: Son excelentes fuentes de fibra. Es recomendable consumir unos 30 gramos de fibra al día tanto para hombres como para mujeres. Si aumentamos en 15 gramos la ingesta de fibra diaria, se conseguirían muchos beneficios para el cuerpo y para la salud en general. 11 gramos de fibra es lo que contiene 28 gramos de semillas de chía. Esta fibra absorbe su peso en 10-12 veces el agua, consiguiendo un efecto muy saciante al expandirse las semillas dentro del estómago, lo que ayuda a reducir la cantidad de alimentos que ingerimos a lo largo del día. Así mismo, esta fibra llega a los intestinos sin ser digerida, ocasionando que las bacterias buenas que se alojan en los intestinos se alimenten, y mejore nuestra salud intestinal. Las semillas de chía al tener una alta concentración de mucílagos y expandirse de tal manera que se pegan a las paredes del intestino, estimulan el movimiento del intestino previniendo el estreñimiento. Esta sustancia viscosa hidrata y lubrica el tracto intestinal, facilitando la expulsión de las heces.

:: Gran aporte de proteínas buenas. Así como consumir fibra es muy importante, incluir proteínas dentro de nuestra dieta también lo es, sobre todo para conseguir los objetivos de pérdida de peso, pero también para cuidar nuestra salud. Las células de nuestro cuerpo están constantemente renovándose, y para que se pueda producir esa renovación de una manera óptima hay que consumir proteínas, que a su vez están cargadas de aminoácidos, otra de los nutrientes que nos aportan las semillas de chía, proteína de calidad. Las proteínas nos ayudan a sentirnos saciados y nos ayudan a reducir la ansiedad y los pensamientos obsesivos por la comida, haciéndonos perder peso de una manera saludable.


:: Alto contenido de ácidos grasos Omega-3.

:: Ayudan a tu salud metabólica. Las semillas de chía al ser ricas en fibra, proteínas y ácidos grasos Omega-3, te van a ayudar a mantener sano tu metabolismo y en consecuencia prevenir enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2.

:: Proveen nutrientes para los huesos. A medida que nos vamos haciendo mayores, es muy importante tener en consideración cómo cuidamos nuestros huesos y qué acciones ponemos en práctica para ello. La chía tiene altos contenidos de minerales importantes como el fósforo, el calcio, el magnesio; y también nutrientes como las proteínas, tan importantes para nuestro sistema óseo. Las semillas de chía aportan el 18% de la cantidad diaria recomendada de calcio.


:: Ayuda para la diabetes. Al contener grandes cantidades de fibra, las semillas de chía ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre. La fibra capta el azúcar y los va liberando muy progresivamente, evitando que se generen picos de glucosa e insulina.

Para conocer más sobre qué alimentos incorporar en tu dieta diaria, te invitamos a participar de nuestros programas de Simple&Real.