ARS Te has preguntado ¿qué sabor tiene una manzana? Respuesta: “sabor a manzana” - Simple y Real

Te has preguntado ¿qué sabor tiene una manzana? Respuesta: “sabor a manzana”


Esa respuesta es la que tu cerebro tiene en la memoria. Pero ¿saboreaste o fuiste consciente del sabor “a manzana” la última vez que la comiste?

En los tiempos que corren, andamos a las corridas, valga la redundancia (literalmente como dicen los adolescentes) y más que comer engullimos la comida.

Rara vez nos sentamos frente al plato a ver primero: qué tiene nuestro plato, sentir el aroma; segundo: cortar adecuadamente la comida; tercero: elegir un bocado; cuarto: llevarlo a la boca; quinto: masticar hasta triturar sintiendo texturas y sabor y recién; sexto: deglutir, es decir, tragar.

Y rara vez hacemos todos estos pasos sin celular, sin tele, sin computadora, sin levantarnos de la mesa, y sin hablar. Suena raro, ¿verdad?

Parece que no hay tiempo para comer así, y en realidad, sin las nombradas interrupciones tecnológicas, sí hay tiempo.

Probablemente comer como deberíamos no lleve más de 20 minutos sentados a la mesa, pero nuestro multitasking ha enviciado también ese preciado momento de alimentarnos y disfrutar del momento.

Comer a las corridas genera ansiedad, mala digestión, dolor abdominal, hinchazón, pesadez, reflujo, gastritis, cefalea… y podemos seguir enumerando consecuencias.

Comer como deberíamos genera mayor saciedad y satisfacción al levantarnos de la mesa sin efectos indeseados digestivos.

¡Tips para comenzar hoy mismo a aplicar!

Primero:

  • Si llegas con ansiedad a la mesa; realizá varias respiraciones profundas antes de comenzar para desactivar tu sistema simpático y activar el sistema parasimpático y así predisponer tu cuerpo entero a recibir el alimento.
  • Apagá dispositivos (televisor, tablet, notebook, teléfono) y avisale a tu entorno (hijos, pareja u otros) que por unos 20 minutos estarás sentada/o disfrutando de tu comida.

Luego:

  • Evitá las distracciones a la hora de comer: emociones, tecnología, tareas simultáneas.
  • Dale el espacio: solo comé.
  • Comé sentada/o, en lo posible con cubiertos.
  • Serví en el plato la porción completa de comida real, alimentos.
  • Organizá la compra, elaboración y cocción de los alimentos, no solo para que sea saludable, sino para que esté listo a la hora de sentarte a comer.
  • Involucrá todos los sentidos: sabor, vista, olfato, texturas.

Desde Simple&Real te proponemos poner en práctica estos consejos, y luego nos podés contar qué tal te sentó la comida y si vale la pena cambiar estos hábitos.


Temas - Etiquetas: ,

Artículos relacionados

Pilares de la salud

Cuatro patas tiene una mesa, cuatro patas tiene una silla, cuatro patas los animales que caminan, corren, galopan; cuatro ruedas un auto….para contrarestar la gravedad, para no caer, y hasta para levantarse más rápido, no? Por eso cuatro pilares básicos tienen nuestros programas para mantenernos saludables. Alimentación con alimentos, comida real. No productos, procesados, artificiales, […]

Leer más -->

Tu cuerpo toma lo que necesita: ¡agua!

La demanda dicta la oferta…

Leer más -->

La falta de ejercicio, principal marcador de riesgo para la salud.

Volvamos al movimiento, al contacto con la naturaleza y a los vínculos sociales. Somos la consecuencia de lo que aprendemos desde nuestro hacer.

Leer más -->

¿Tenés sobrepeso porque comés, o comés porque tenés sobrepeso?

¿Qué fue antes: el huevo, o la gallina?

Leer más -->