ARS ¡Quiero más! - Simple y Real

¡Quiero más!


Adicción a la comida, es una adicción más. Los cambios que ocurren en los cerebros de las personas adictas a las drogas son idénticos a los que ocurren en aquellas adictas a los alimentos.

¡Quiero más! dice nuestro cerebro y nuestros neurotransmisores desde lo más profundo de nuestro inconsciente…

Se trata de una adicción que se va adquiriendo cuando la dopamina se conecta con su receptor, conocido como D2, se producen cambios inmediatos en las células del cerebro, que le hacen experimentar una sensación repentina de placer y recompensa.

Casi cualquier alimento puede generar placer, pero los “hiperpalatables” (alimentos con alto contenido de azúcar refinada, sal y grasa trans- además de sumar al sabor el olfato y la sensación crujiente, esponjosa o suave en nuestra boca) tienden a generar adicción cuando se consumen con regularidad. La razón de lo anterior tiene que ver con el instinto innato de supervivencia de su cuerpo.

Cuando consume demasiados hiperestimuladores, ya sea cocaína, azúcar, alcohol o sexo, el centro de recompensa del cerebro señala que se encuentra sobreestimulado, lo cual es percibido por su cerebro como una amenaza para su supervivencia, por lo que intenta contrarrestarlo disminuyendo su sentido de placer y recompensa- efecto dow regulation- o también llamado:  acostumbramiento, tolerancia o pérdida de eficacia. Esta estrategia hace que ya no se sienta placer ni recompensa- hay que subir la dosis y/o frecuencia para lograr el mismo efecto que la primera vez.

Los cambios que ocurren en los cerebros de las personas adictas a las drogas son idénticos a los que ocurren en aquellas adictas a los alimentos. Además, las adicciones dañan su lóbulo frontal, el que se encarga de controlar aspectos como los impulsos, irritabilidad, impaciencia, planificación estratégica y más. Todo aquello que se manifiesta durante la abstinencia y la adicción. Es por esto que las personas adictas se sienten tan fuera de control. Esta es la razón por la que es tan difícil deshacerse de una adicción.

Una vez reconocido el problema, desde Simple&Real te podemos ayudar en encontrar la solución

Dos de las estrategias más efectivas son: ayuno intermitente y una dieta cetogénica cíclica centrada en alimentos reales y enteros. Estas estrategias son una ayuda eficiente para restablecer el metabolismo de tu cuerpo, el hambre real con alimentación nutritiva.

Los antojos por consumir azúcar disminuyen de manera drástica una vez que tu cuerpo comienza a quemar grasa en lugar de azúcar como su combustible principal.

La mejor opción para obtener resultados idóneos es hacer un ayuno intermitente en conjunto con una dieta cetogénica cíclica.

Ofrecemos programas diferentes según el objetivo:

Programa Nivel 1: te enseñamos  a reestablecer el hambre real- no emocional- con comida real.

Programa Nivel 2: te enseñamos a aplicar los ayunos intermitentes y cetogénesis cíclica.

Programa Nivel 3: se viene el Reseteo Inmunológicos para los que realmente quieran sanar, mantenerse sanos y aprender este estilo de vida saludable y sostenible en el tiempo.