ARS ¿Para qué sirve el huevo? - Simple y Real

¿Para qué sirve el huevo?


Gran aliado de la salud por sus beneficios para el cuerpo y la mente en todas las etapas del desarrollo humano.

El huevo es considerado uno de los alimentos más nutritivos de la naturaleza, ya que aporta vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales a través de las preparaciones más variadas.

El contenido comestible del huevo lo forman la clara y la yema. La clara contiene principalmente agua (88%) y proteínas de alto valor biológico. El valor biológico de las proteínas se mide en relación a la cantidad de aminoácidos esenciales- que no podemos fabricar, que obligadamente deben ser ingeridos en la alimentación- Y para poder cuantificarlos se le ha dado al huevo su mayor valor biológico, correspondiente a 100. Las proteínas de la carne también son de alto valor biológico en contraposición a las proteínas vegetales. En la yema el 50% es agua, y el resto se reparte equitativamente entre  proteínas y lípidos -de los buenos, con alto contenido de omega 3-. Una fracción muy pequeña corresponde a otras sustancias también importantes para la nutrición y la salud. Contiene todas las vitaminas que el hombre necesita, salvo la vitamina C, en proporciones relevantes. Las vitaminas liposolubles (A, D, E y K), la colina, el ácido fólico y la vitamina B12 se encuentran exclusivamente en la yema, donde se concentra igualmente la mayor parte de la biotina, el ácido pantoténico y las vitaminas B1 y B6 – vitaminas energizantes-.

Es una de las principales fuentes dietéticas de vitamina D, que suele ser deficitaria en la población y que tan importante es en estos tiempos, ya que modula la respuesta de los glóbulos blancos, impidiendo que liberen demasiadas citoquinas inflamatorias.

Se sabe las afecciones virales- influenza, coronavirus, virus intestinales- causa un exceso de citoquinas pro-inflamatorias. Por tal, la vitamina D podría ser un nutriente muy importante por su papel en la modulación de la respuesta inmune y en el padecimiento de enfermedades infecciosas.

Justamente así debe llamarse a la vitamina D: hormona inmunomoduladora, actúa previniendo infecciones, enfermedades inmunológicas y el cáncer.

Es la mejor fuente dietética de colina. La colina es importante para la formación y el funcionamiento normal del cerebro y el sistema nervioso y previene el deterioro cognitivo ligado al envejecimiento.

Es rico en carotenoides -vitamina A-, zeaxantina y luteína, sustancias antioxidantes que intervienen en la prevención de afecciones visuales como las cataratas y la enfermedad macular producida por la edad.

La luteína y la zeaxantina también están presentes en vegetales como el brócoli y la espinaca, pero el cuerpo absorbe mejor estos nutrientes cuando provienen del huevo, gracias a la grasa presente en la yema.

La proporción entre los ácidos grasos saturados e insaturados del huevo es nutricionalmente recomendable. Es uno de los alimentos de origen animal con mejor composición grasa.

Además debido a sus propiedades físico-químicas, el huevo es un ingrediente muy útil en la cocina, se puede usar como espumante, emulsionante, colorante, aglutinante y coagulante.

Recuerda que ese antiguo mito de: no consumir huevos porque contiene colesterol; es una absoluta mentira, ya que la mayor parte del colesterol lo fabrica tu hígado; y es mínimo lo ingieres.

Además la grasa del huevo, es de la buena, rica en Omega 3!

Si querés aprender más sobre las propiedades nutricionales de este, y otros alimentos, te invitamos a que te sumes a nuestros programas de Simple&Real y comiences un cambio de hábitos que mejorará notablemente tu calidad de vida.